Nuevamente fue bien expulsado Gonzalo Bergessio, y nuevamente muestra que tiene lo que llamamos comúnmente “Mala Leche”.

En esta última expulsión ante Defensor va contra un rival en el medio de la cancha con la plancha a lastimar y además, su vieja costumbre de meter el codo en el rostro de su rival.

Y el árbitro, muy bien ubicado, lo castiga con la roja directa.

Intenta una tibia protesta en solitario, ningún compañero lo acompañó.

Lo hemos dicho y mantenemos nuestra postura, por más goles que logre convertir, Bergessio es un ex jugador, que no acompaña el esfuerzo de sus compañeros, que es como jugar en cualquier sistema con un jugador menos integrado al equipo.

Ya no marca la salida, se queda parado entre los zagueros rivales, y utiliza todas sus mañas, que incluye los codazos malintencionados para convertir.

Hipoteca con la suspensión que le viene la chance de Nacional para ganar el Clausura.

Artículo anteriorLA LIGA SALTEÑA DE FÚTBOL ¿FUE USADA PARA HACER CAMPAÑA POLÍTICA?
Artículo siguiente“LOS QUE MÁS SACRIFICAN SON LOS QUE MÁS LEJOS LLEGAN”