El viejo hotel Aramaya ubicado en la principal avenida de la ciudad de Montevideo 18 de Julio esquina Paraguay se ha transformado en un centro de atención del MIDES, que paga verdaderas fortunas por pieza, para albergar a personas con dificultades sociales.

Mayoritariamente mujeres con hijos, que por denuncias de violencia doméstica son allí alojadas.

Hace tres años el MIDES pagaba por cada habitación una cifra cercana a los 10.000 pesos por mes, lo que hace presumir que en la fecha actual, esa suma haya subido, llegando los 12 o 13 mil pesos por mes.

El hotel ya no toma pasajeros, ya que el negocio es mucho más rentable alquilando al MIDES y está repleto de hombres, mujeres y niños que el ministerio cree conveniente brindarles esa ayuda.

El  hotel tiene cerca de 100 habitaciones, incluso es tanta la demanda, que se han armado nuevas piezas, eliminando un sector del local de desayuno y hasta las oficinas de los administradores se han transformado en habitaciones para arrendar al MIDES.

También pudimos saber que la convivencia no era nada tranquila, que incluso alguna mujer allí alojada, por las noches sale a prostituirse (dejando a sus hijos menores solos), así como hombres que han sido denunciados por violencia doméstica y que no se pueden acercar a su mujer e hijos, igualmente lo hacen.

Increíblemente, nos aseguran que hasta hay un mecanismo de sacarse las pulseras electrónicas, y volverse a colocar.

Vamos a solicitar al MIDES un pedido de informes por la ley de información pública, para poder conocer y publicar la cantidad de hotel que tiene el MIDES en las mismas condiciones, y cuanto es el gasto anual por este concepto.

Artículo anteriorCOMANDO GENERAL DEL EJÉRCITO GASTA CASI MEDIO MILLÓN DE PESOS EN CORONAS FÚNEBRES
Artículo siguienteGOBIERNO RICO, EMPRESARIOS FUNDIDOS, PUEBLO EMPOBRECIDO