Cuando Peñarol tiene que resolver una o dos contrataciones en este corto período de pases, resulta que contrata a Hernán Novick y el entrenador dice que es una cábala, ya que cuando juegan dos hermanos hay muchos antecedentes de haber salido campeón.

Muy poco serio sin dudas.

Hernán Novick tuvo su paso por Peñarol y se fue sin pena ni gloria, es un delantero habilidoso, buena gente, pero no es una solución para Peñarol.

¿Y el “Vikingo” Novick?

La última vez que se supo algo era para dar a conocer que se le debía un año de sueldos.

Seguramente a Peñarol le sobra el dinero, ha gastado con algunos jugadores que da vergüenza.

Ahora trascendió que durante varios años, al “Cebolla” Rodríguez por la deuda que se tiene, le deberán pagar $ 20.000 por mes.

¡Qué manera de tirar la plata!

Artículo anteriorNO SE PUEDE SER HINCHA CUANDO SE ES ENTRENADOR
Artículo siguiente¿QUÉ HIZO MAL MUNÚA PARA QUE LO CORRAN?