Siempre los uruguayos creímos que la Banca de Loterías y Quinielas era del Estado uruguayo, pero la realidad indica que simplemente es un grupete de vivos, millonarios, que durante 100 años se enriquecieron sin dejar nada al Estado por las enormes ganancias que tiene.

Ni siquiera dejan un Canon por el juego, es un disparate que hay que corregir.

Tienen mucho poder, son gente de vinculaciones políticas al más alto nivel, que manejan incluso más allá de intendentes, ministros y hasta presidentes.

En las campañas electorales no me extrañaría que estén presentes financiando campañas con sus empresas satélites.

En lugar de ajustar y fijar un Canon para el Estado con destino a mejor jubilaciones miserables por ejemplo, el gobierno resuelve ajustar a la baja de la inflación las jubilaciones mínimas y “ganar” 100 millones de dólares sacando del bolsillo de los pobres jubilados con la mínima y los pensionistas.

¿QUÉ APORTA LA BANCA EL ESTADO?

De http://elbiorodriguez.net/

Esta empresa aporta lo siguiente al estado: Dirección General Impositiva (DGI): IVA, IRAE, IRPF, IRNR e impuesto al Patrimonio.

Dirección Nacional de Loterías y Quinielas (DNLQ): Total de Aciertos no cobrados, patentes e impuesto de 5% a los pozos.

Banco de Previsión Social (BPS): Aportes y cargas sociales sobre remuneraciones.

El Impuesto a los Pozos que es el 5% aplica al juego 5 de Oro y es volcado al Fondo Nacional de Recursos. 

Pero no paga un canon por la explotación del juego como lo hace Enjoy o Codere

Pero además, como si esto fuera poco, no hay otra empresa que explote el juego en cualquier modalidad, es decir tiene el monopolio.

Entonces el negocio del estado durante casi 100 años fue convertir el juego ilegal en legal sin recibir nada a cambio. Los impuestos no son una contraprestación al Estado.

Artículo anteriorLACALLE POU Y SALINAS DEBERÍAN DAR UNA CONFERENCIA URGENTE
Artículo siguienteCUANDO SE LUCRA CON LA ENFERMEDAD APARECE LA MAFIA BLANCA…