En muchísimas oportunidades y no sólo en épocas de Campañas electorales nos hemos referido a cómo la pérdida de valores morales y éticos ha ido desprestigiando una actividad interesante como la Política hasta convertirla para muchos, en una sucesión de mentiras y promesas incumplidas.

Y si bien, este problema no se aplica a muchas personas que consideramos son sinceras en esta actividad, hay muchísimo de cierto cuando se afirma a la ligera que la clase política está llena de mentirosos.

Y en esta campaña electoral correspondiente a las Elecciones Municipales hemos visto cómo se han repetido barbaridades de todo tipo y sobre todo se han expresado mentiras enormes que hacen que muchos consideremos agraviantes para aquellos ciudadanos que aún tenemos la capacidad de reflexionar y como somos muchísimos los que no nos dejamos convencer con mentiras, consideramos que es menester ocuparse de desenmascarar a aquellos que mienten de forma sistemática.

Indudablemente que en el podio de quienes afirman falacias se encuentra el Ex Intendente Lima que aún desde la campaña electoral del año Dos Mil Quince ha venido expresando y enunciando en forma reiterada afirmaciones que carecen de veracidad.

MINTIÓ cuando prometió que no subiría el precio del boleto del Servicio Urbano de pasajeros Municipal y lo hizo al poco tiempo de asumir.

MINTIÓ cuando aseguró que no se iba a echar a nadie de la Comuna y dejó sin sustento a doscientos cincuenta y dos trabajadores de grado bajo por no estar alineados a su partido político.

Usando la excusa que esa medida era para ajustar los números de la Intendencia en el Rubro Cero y en su período de Administración ingresaron de forma directa o indirecta más de cuatrocientas personas con grados y remuneraciones mucho más elevadas que los que sacó al principio de su gestión.

MINTIÓ cuando prometió que en un lapso de cien días se produciría el arreglo de las calles de Salto y aún hoy hay lugares y barrios de nuestra ciudad donde nunca se hizo presente ni una cuadrilla y mucho menos maquinaria municipal para realizar mantenimiento o reparaciones.

MINTIÓ cuando al poco tiempo de asumir prometía que en pocos meses se inauguraría un Comedor Municipal así como también una Escuela de Tiempo Completo y un espacio Cultural y Oficina de atención al Turista en zona cercana al Shopping de Salto, utilizando espacios que serían cedidos por AFE.

MINTIÓ cuando prometió más de seis veces la reparación a nuevo del Camino de acceso a Termas del Arapey y también cuando anunció la remodelación a nuevo de la Costanera Norte.

MINTIÓ cuando prometía que habría en Salto una embarcación para que desarrollara paseos por el Río y nunca fue posible siquiera que navegara, y lo último que se supo es que está abandonada en un Municipio del Interior.

Y SIGUE MINTENDO LO MISMO cuando ahora en plena campaña anuncia nuevamente la apertura del Comedor Municipal.

Y SIGUE MINTIENDO cuando promete que bajará la Multas de Tránsito y regalará más de Novecientos terrenos si es electo Intendente, promesas que fueron refutadas por integrantes de su propio Partido que manifestaron públicamente que eso que promete no figura en el programa del Frente Amplio y que fuera presentado en conjunto tanto por el ex Intendente Lima como por la otra candidata del Frente Amplio.

Y SIGUE MINTIENDO cuando anuncia que en caso de estar de nuevo en la Intendencia abrirá un Refugio para víctimas de Violencia Doméstica, cuando debería recordar que eso ya existía y que fue quien lo cerró.

Un cúmulo de mentiras, algunas tan ridículas o improbables que hacen del ex Intendente una persona de muy poca credibilidad.

Anunciando contrataciones de personal, y prometiendo efectividad laboral a muchos operarios que están realizando trabajos dentro de la esfera municipal como “Voluntarios” con la esperanza de que si gana Lima, pasarían a estar dentro de los cuadros funcionales de la comuna.

Hay un refrán que dice: “La mentira tiene patas cortas”.

Si lo aplicamos a la realidad de Lima

Directamente se arrastra. Muy triste y preocupante que aún haya candidatos que procedan así.

Artículo anteriorTE MINTIERON, TE ENGAÑARON, TE ROBARON, TE TOMARON EL PELO, TE SUBESTIMARON…
Artículo siguienteHOLA INTENDENTE… TE ESTAMOS LLAMANDO… TENÉS QUE EXPLICAR