Falleció en forma sorpresiva Rosario Martínez, un hombre de gran personalidad, frontal y con códigos.

El entrenador destacó que siempre fue muy polémico, porque decía lo que pensaba y sin medir las consecuencias.

Más allá de su siempre polémica forma de parar sus equipos en la cancha, Rosario fue una buena persona, directa, sin tapujos para decir las cosas sin levantar su tono de voz.

Fiel a sus principios inalterables, muchas veces prefirió perder dinero, pero no dar el brazo a torcer.

Un ataque al corazón lo llevó de esta vida en forma sorpresiva.

Se fue uno de los míos, teníamos simpatías mutuas, se le va a extrañar. Que descanse en paz.

Artículo anteriorDENUNCIARÁN A RENTISTAS SAD Y LASALVIA POR PRESUNTO LAVADO DE DINERO
Artículo siguienteD’ALESSANDRO NO ESTÁ PARA SEGUIR JUGANDO EL FÚTBOL