El entrenador de Uruguay confirmó la integración de los celestes para el partido de hoy frente a Bolivia a las 18 horas por la Copa América que se está jugando en Brasil.

El equipo titular para este cotejo sería con: Fernando Muslera, Nahitan Nández, José María Giménez, Diego Godín, Matías Viña; Matías Vecino, Federico Valverde, Nicolás De la Cruz, Giorgian De Arrascaeta; Edinson Cavani y Luis Suárez.

 

No debería sorprendernos que el maestro se mantenga en su terquedad normal y deje en el banco de suplentes al “Pelado” Cáceres.

Además que haga un invento, algo que en todos estos años nunca hizo, es poner a Nandez de lateral derecho, puesto que nunca jugó, y solamente lo ingresó en el último partido en los pocos minutos que el jugador de Maldonado le tocó estar en la cancha.

Vamos a entendernos, Nandez es el titular indiscutido de carrilero por derecha, y lo sacó por los compromisos con las estrellas de Valverde, Vecino y Bentancur.

Entonces, como no se anima a dejar en el banco a los que juegan en los mejores equipos de Italia y España, entonces es más sencillo sacar a Nandez.

Pero, como contra Chile Nandez ingresó y fue de los mejores, entonces inventa.

Se supone que el juego con Bolivia, Uruguay debería ganar sin mayores problemas, entonces Tabárez inventa cosas raras.

Facundo Torres también debería tener un lugar, pero lo va a poner si se complica en el segundo tiempo, nunca saliendo a ganar, siempre saliendo a no perder y esperar a ver si se puede ganar.

Esa es la mentalidad de Tabárez en todo su llamado “proceso”.

Conservador, timorato, esperando el milagro, que sus jugadores resuelvan.

Godín junto a Cáceres mostró esporádicos momentos que nos hizo acordar al “Faraón”.

Viana no marca a nadie y además no lo deja pasar la mitad de la cancha, entonces… ¿Para qué lo pone?

Seguramente Uruguay logre un triunfo y clasifique, ya que no clasificar en una serie de cinco equipos que clasifican cuatro, ya sería fracaso.

Después, ya es otro campeonato, y todo puede pasar, tengo esperanzas de salir campeones, a pesar de jugar tan mal, creo en los grandes jugadores que tiene el plantel, y en su reserva anímica.

Artículo anteriorUN DRAMA QUE NADIE ESCUCHA
Artículo siguiente¡INSERVIBLES, IRRESPONSABLES!