Cuando se dice todo tiempo pasado fue mejor, pareciera ser que nos aferramos a un tiempo que ya pasó y que volverá.

Mucha gente joven y no tan joven dice que quienes vivimos recordando el pasado no podemos disfrutar del presente.

Puede ser que así sea.

Yo que siempre recuerdo cómo eran los tiempos de antes, sostengo y sin intentar ser omnipotente en esta afirmación, que es bueno recordar y conocer el pasado para entender el presente y proyectar un mejor futuro.

Para no cometer errores, para que el futuro tenga todo lo bueno que se puede generar que es muchísimo. Por eso.

Nadie me contó que en Salto se festejaba la Fiesta Nacional de la Citricultura con el orgullo que eso significaba y que era un distintivo de la producción del Departamento.

Y que de la organización de esa Fiesta tomaban parte todos aquellos que de una u otra forma estaban vinculados a esa Producción.

Nadie me contó que cada Colonia tenía su representante y su carroza y que se hacía un desfile multitudinario por nuestra calle principal y se elegía la Reina del Citrus o de la Citricultura.

Nadie me contó que nuestro departamento siempre tuvo deportistas destacados en varias disciplinas y que representaron a nuestro país internacionalmente.

Desde el primer Campeonato Mundial de Fútbol (José Leandro Andrade) pasando por varios más en distintas épocas (Pedro Virgilio Rocha o Sergio Santín) hasta el último que se disputó (Luis Suarez o Edinson Cavani), pero además de tener deportistas en varias disciplinas (básquet, remo, tenis, paleta vasca o paleta española) que tuvieron destacada participación internacional.

Nadie me lo contó, yo vi a la selección de Fútbol departamental ganarle a los cuadros Grandes de nuestro país, Nacional y Peñarol o Peñarol y Nacional y en un estadio repleto sentir a nuestra gente unido al grito de Salto –Salto.

Nadie me contó que en nuestra ciudad se presentaron artistas Internacionales de primerísimo nivel en momentos que eran súper populares (Rafaella Carrá, Dyango, por citar algún ejemplo hace muchos años o más acá en el tiempo Los Nocheros o Marcela Morelo).

Nadie me lo contó, yo lo viví y así como lo viví yo, muchos de mi edad se acordarán de vivir en una ciudad de puertas y ventanas abiertas, de estar hasta altas horas de la noche sentados en el frente de la casa e incluso dormir sin poner trabas.

Nadie me lo contó, de disfrutar de una ciudad donde la Cultura afloraba en un montón de lugares y expresiones que hacían sentirnos orgullosos

Nadie me lo contó, lo pude vivir y disfrutar.

Y si se pudo ser así, no lo cambio por esta realidad.

No señor, así como está mi Departamento y mi Ciudad no lo quiero ver, no se puede soportar seguir con este letargo que parece que a nadie le importa caer en picada y dejar de ser un departamento referente.

Y está en todos los salteños poder solucionarlo.

Vale la pena intentarlo, seguro que vale la pena.

Artículo anterior¿Y AHORA QUÉ VAN A DECIR?
Artículo siguiente¿QUÉ ESPERAMOS EN EL CIERRE DE UNA CAMPAÑA ELECTORAL?