Carta abierta al presidente de la República

Señor presidente:

Estamos muy cerca del año de que usted asumió y tomó el compromiso de gobernar para todos los uruguayos, asumió un gran compromiso ya que todos sabemos en qué condiciones agarró el país, con más de 100 mil desocupados y con un déficit del 5%, muy complicado para ordenar la economía. Encima, a pocos días apareció el Covid-19, un gran problema para la salud de todos los ciudadanos.

Usted se comprometió a hacer auditorias en todos los Entes del Estado, donde todos sabemos que se gastó mucho dinero sin control y favoreciendo a todos los

compañeros.

Sino fíjese lo del Antel Arena, salió más del doble de lo previsto y hoy la principal responsable de ese emprendimiento es la intendenta de Montevideo.

Es un ejemplo de cómo se maneja la política de este país y usted es el responsable que hoy la Justicia no haya actuado como con cualquier ciudadano, que sean investigados y si es responsable que pague con su patrimonio y si tiene que ir a la cárcel, que vaya.

No puede ser que todo quede en la nada. Por eso mi reproche hacia usted que tiene que sacarse esa mochila que ahora tiene, la de la maldita política de muchos años que le hicieron muy mal a este país.

Usted tiene otra mentalidad, otra educación. Ahí están los dinosaurios de la política colocándose en embajadas o en los Entes del Estado y eso es lo malo de aquel pasado cuando todos se colocaban. Hay que terminar esa herencia maldita, viejos políticos con muchas mañas que ganan muy buenos sueldos para pasear y tomar whisky y no producen nada para nuestro país, son parásitos que hay que terminar lo antes posible. Fíjese, ahora reapareció Sendic cuando tendría que estar preso.

Por eso señor presidente, como uruguayo le pido que reflexione, no podemos seguir poniendo dinero en una empresa extranjera que nos va explotar y todavía nos va vender energía eléctrica por 20 años que no necesitamos a un costo muy caro, mientras que se cierran comercios y empresas por no poder pagar los gastos fijos.

Piénselo por favor, usted puede.

Artículo anterior«¿ASÍ QUE A VOS TE GUSTA BUCHONEAR Y BOTONEAR?”
Artículo siguienteY AHORA… ¿QUIÉN SE PONE LA 10? ¿A QUIÉN SIGUE LA PELOTA?