A Forlán le hicieron la cama y lo hicieron despedir un grupo de jugadores que integran una de las viejas camarillas, que siempre hubo en los equipos de fútbol.

Gargano, El Cebolla, Novick, El Lolo y algún otro son los que mandan, incluso por encima de los propios entrenadores.

Solo bastaría ver los videos de los partidos, como todos corren para “El Cebolla”, intentando disimular sus carencias físicas.

Le buscan un lugar en la cancha para que pueda jugar. Ya ni soñar de jugar por afuera de carrilero que es donde se distinguió siempre en su carrera deportiva.

Entonces le inventaron que juegue de doble cinco, para tener menos recorrido, y entonces esa es la chacrita del jugador de Juan Lacaze.

Luego, al ver que tampoco podía, le inventaron ser el 9 y medio, es decir, paradito unos metros detrás del centro delantero, sin compromisos de marca.

Digamos las cosas como son, sin agravios, pero diciendo lo que mis colegas famosos comentaristas y relatores deportivos; “El Cebolla” ya no está para jugar en Peñarol y está mucho más cerca de acompañar a Arévalo Ríos en la B, que ser titular en Peñarol.

Ya no alcanza con ser hincha fanático de Peñarol como lo es Cristian Rodríguez, en el fútbol de hoy hay que tener primero un gran entrenamiento físico.

Sin duda que es un jugador con grandes condiciones técnicas, de una gran potencia física, con buen pie y garra; pero, digamos las cosas como son, ya no puedo jugar en Peñarol.

Gargano viene de dos lesiones graves, con 8 meses de recuperación en cada una de ellas, no logra recuperar su dinámica lamentablemente.

Dos jugadores carísimos para lo que han rendido futbolísticamente.

La de Novick ya a esta altura no se puede creer. No juega nunca, pero tampoco no cobra nunca, la deuda que tiene Peñarol con él es millonaria.

Forlán le renovó el contrato a Novick y a Estoyanoff, pero jamás los tuvo en cuenta.

¿Cómo se permite eso por parte de los directivos? ¿Sobra la plata en Peñarol?

Yo creo en la personalidad y lo que sabe de fútbol Saralegui, y me parece que ya se dio cuenta, y por eso comenzó rápidamente a poner jugadores de las divisionales juveniles.

Cómo estará Peñarol, que hay jugadores muy discretos que les hacen contratos millonarios en dólares.

Gary Kagelmacher es muy discreto, Enzo Martínez es muy malo, Robert Herrera no se entiende su contratación, debe ser algún contratista que vende a algún juvenil, pero mete a sus veteranos representados.

Rodrigo Abascal es muy malo, durísimo, discreto.

Giovanni González No es lateral, no sabe marcar, por su lado se hacen una fiesta los rivales, hace penales, marca con perfil cambiado, ya ni siquiera sube con la potencia que lo hacía, injustificada su titularidad.

¿Juan Acosta? ¿Por qué se destacó en Cerro vino a Peñarol?

Krisztián Vadócz lo trajo Forlán porque jugó con él en un cuadro de cuarta al final de su carrera. Será buen tipo, pero no se puede creer que juegue en Peñarol.

¿Quién fichó a este muchacho Denis Olivera en Pañarol? No puedo jugar ni cinco minutos con la camiseta de Peñarol.

Urretavizcaya es de los buenos a nivel internacional, pero ligaron mal con las lesiones. Recuerden que lo contrataron luego de 9 meses de inactividad por una lesión seria que tuvo, y que había jugado solo 45 minutos en México después de la misma.

Christian Bravo tampoco puedo ponerse la camiseta de Peñarol, seguro que se lo metieron sus representantes por esos negociados que tienen con los dirigentes.

Mathias Britos Hacía como un año que no jugaba y dos que no hacía un gol. La esposa de Britos fue alumna del presidente de Peñarol y ella lo llamó a Barrera a decirle que su esposo estaba libre y que quería vivir en Uruguay, entonces lo contrató (igual que los cuadros de barrio). No es malo, pero le falta mucho fútbol y además que le permitan jugar de 9 que es su puesto y capaz que hace algunos goles.

Xisco es hasta risueño, ya que es un buen tipo, educado, alegre, pero es un ex jugador, ya está para los campeonatos de barrio en España.

 

Nos parece que el error fue de los dirigentes, que compraron mucho y mal-

Siempre hacen lo mismo, lo hizo Damiani en el último año que fue a buscar a todos los mejores de los cuadros chicos y los contrató para luego traer el entrenador.

Lo primero que hay que hacer, es sacarse de encima a los ex jugadores que están para el papi fútbol, les den confianza a los excelentes jóvenes que ya tiene en el plantel y que traiga a dos o tres como máximo que puedan jugar en Peñarol.

Artículo anteriorLO DEL DR. MIGUEL ÁNGEL TOMA ES INADMISIBLE, ES ABUSO DE FUNCIONES
Artículo siguienteLOS COLORADOS DE SALTO PIENSAN EN VOTAR AL CANDIDATO BLANCO PARA QUE NO GANE EL FRENTE AMPLIO