Se aprobaron las firmas necesarias para un plebiscito sobre la seguridad social en el Uruguay.

¿Quién no quiere que las jubilaciones y pensiones mínimas sean equiparadas a los salarios mínimos?

¿Quién quiere trabajar cinco años más para jubilarse para tapar las cagadas de todos los gobiernos en la administración de los dineros públicos?

¿Quiénes están conformes con sus ahorros en las AFAP?

Por supuesto que absolutamente nadie puede estar en contra de los dos primeros puntos, solo alguien muy ingrato puede no querer darle un puñadito de pesos más a los jubilados que están muertos de hambre.

Joden que ahora se vive más años que antes, que la expectativa de vida…

Por favor, una cosa es tener 60 y otra es tener 65, y la gente tiene el derecho adquirido de jubilarse más joven para poder disfrutar el último período de vida.

La pregunta del millón, es… ¿Cómo se va a bancar esa millonada de dólares que hay que pagar si se cambia?

Esto lo tienen que contestar claramente los patrocinadores del plebiscito sin duda.

Espero esa respuesta, yo personalmente ya la tengo clara, y es lo que venimos diciendo hace mucho tiempo, la plata sobra en el Uruguay, no solo para mejorar las jubilaciones.

Sobraría tanta plata si administramos con austeridad y terminamos con los robos, las estafas, los sobreprecios de las compras del Estado y los beneficios de los políticos, que además se subiría el salario mínimo, se bajarán impuestos y se eliminarían otros increíbles como el IASS.

Pero miren que en Uruguay se han votado plebiscitos, y lo que eligió el pueblo, lo borraron en el parlamento.

Hay que cambiar el Sistema Políticos Profesional, ahí está el gran tema.

Artículo anteriorHACE 20 AÑOS SE LLUEVE EL BLOCK DE CIRUGÍA
Artículo siguienteHAY QUE TERMINAR CON LOS FUEROS PARLAMENTARIOS