¡Gracias Pepe!

 

Mucho nos han criticado por la publicación reciente en el semanario El Bocón, referente al nuevo Ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Francisco “Pancho” Bustillo, incluso se nos está acusando, de inventar presuntos delitos cometidos por el ministro.

Con relación a la investigación e imputación por parte de una fiscal a Bustillo, se nos dijo que en realidad a Bustillo lo engañaron, más precisamente un gestor, que le habría hecho firmar formularios en blanco y que lo hizo en forma de confianza, pero fue engañado y firmó documentos en blanco que al parecer luego habrían utilizado sin su conocimiento, ni consentimiento.

También nos dijeron que fueron muchos diplomáticos los investigados y que ninguno de los países le levantó ese “fuero” diplomático, no solo Uruguay, porque era evidente que solo pretendían castigar sin investigar.

Sin embargo, nos llegan más denuncias aun, así como también una publicación de Pagina 12 de la fecha que ocurrieron los hechos de la importación de autos de alta gama, que dicen lo contrario.

Publicamos una carta recibida y a continuación, lo publicado por “Página 12” en el momento que todo esto quedó en evidencia.

 

“TE QUEDAS CORTO CON EL PANCHO BUSTILLO”

 

Recibimos y publicamos.-

 

Lamentablemente tenemos un canciller que no sirve como tal, es solo un operador del día a día tratando de salvar su pellejo. No tiene capacidad para elaborar planes a futuro para las relaciones internacionales de nuestro país.

Hay algunos detalles. Bustillo operó para quitarles el contrato a los holandeses y poner en su lugar a los amigos de la ANP. Todavía me acuerdo que “el Pepe” dijo en un programa de radio, que el contrato nos costaba 15 millones de dólares por año (que en realidad era la mitad porque pagábamos a medias con Argentina) y después la ANP cobró más de lo que cobraban los holandeses. Creo que los holandeses estaban en 3,5 dólares el metro cúbico mientras ANP cobró 6 dólares por metro cúbico. Y a eso súmale que los holandeses con ese precio también mantenían las boyas, pagaban impuestos, tenían ganancia, pagaban un canon y muchas cosas más.

Pero lo más interesante es la relación Bustillo – García Moritán, que es quien estuvo en la famosa reunión del supuesto millón de dólares junto con un tipo de apellido Setera que jugaba para los holandeses. Más allá de que se nota que todo fue mentira, porque no fue a la justicia a hacer la denuncia, no hizo la denuncia al momento de la supuesta coima, sino que dejó pasar algo así como un año y que el contrato no tenía (por lo que me explicaron claramente) excedente para pagar una coima de un millón, hay algo raro.

 

García Moritán fue presidente de la CARU al momento de que Uruguay presentó el proyecto de la planta de celulosa. El mismo G. Moritán, luego de la presentación del proyecto, hizo una de sus acostumbradas escenas de histeria (parece que no es muy estable emocionalmente hablando) y se peleó en plena reunión con el presidente de la delegación del Uruguay. De ese modo tuvo excusa para que no se reúna la CARU durante seis meses, dejando vía libre para que caigan los plazos de objeción de Argentina, y así se apruebe el proyecto de la planta de celulosa. G. Moritán permitió, en definitiva, que se apruebe la instalación de la planta favoreciendo a Uruguay. ¿Se habrá favorecido él? ¿Bustillo ignoraba eso?

A todo esto, Bustillo es amigo de Maqueda, juez de la corte suprema argentina, que le cajoneó la denuncia por el curro de los autos.

Y Bustillo estuvo en la Comisión del Rio de la Plata, esa donde parece que se gana demasiado bien. Fíjate la carta de El País https://www.elpais.com.uy/opinion/ecos/carp.html

 

LA PRENSA ARGENTINA PEDÍA LA CABEZA DE FRANCISCO “PANCHO” BUSTILLO

 

Cancillería argentina, pidió a Uruguay que su exembajador se presente a declarar por la causa del canal Martín García

Tras las demandas para que el gobierno de José Mujica aclare las dudas de su Tribunal de Cuentas sobre un presunto intento de sobornos por parte de la empresa Riovía para retener las obras de mantenimiento del dragado del canal Martín García, el Palacio San Martín pidió a ese país que «responda afirmativamente el exhorto de la Justicia argentina» que solicita la presentación de su exembajador en Buenos Aires Francisco Bustillo para declarar sobre el caso y demandó que se le «suspenda la inmunidad diplomática» por la que no había prestado declaración en una causa por «importación indebida de automóviles extranjeros», que data desde 2007.

 

EL EMBAJADOR BUSTILLO ES EL ÚNICO DIPLOMÁTICO INVOLUCRADO CUYO PAÍS NO HA OTORGADO EL LEVANTAMIENTO DE LA INMUNIDAD DIPLOMÁTICA PARA QUE SEA INVESTIGADO POR LA CORTE SUPREMA ARGENTINA.

 

El pedido fue formulado luego de que el gobierno uruguayo anunciara que enviará toda la documentación sobre el caso a la Justicia de su país. Por este motivo, y teniendo en cuenta del «interés estratégico» que tienen esas obras que posibilitan «el crecimiento de nuestro comercio internacional y garantiza que el mismo se hará de forma transparente y de acuerdo a los dictámenes de la Justicia», Argentina considera que «es importante» que el pedido para que Bustillo se presente «haya sido tenido en cuenta y se hagan todas las presentaciones ante la Justicia que dará lugar para que pasemos de las meras palabras, rumores y suposiciones a los hechos concretos que no son otros que el dragado y profundización de la vía navegable».

«Será una contribución importante para concluir cualquier demora que el Uruguay conteste el exhorto de la justicia argentina y, además, se permita a la Corte Suprema argentina juzgar el accionar del embajador Bustillo en la causa por contrabando en la que se encuentra involucrado», fundamenta el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina.

Además, el texto solicita la comparecencia de Bustillo «para declarar sobre las informaciones de prensa que lo involucran en supuestos intentos de la empresa uruguaya Riovía de corromper el proceso de dragado y profundización del Canal en cuestión».

«A su vez -añade-, la Argentina solicita nuevamente que la República del Uruguay suspenda la inmunidad diplomática del Embajador Bustillo en la causa por la importación indebida de automóviles extranjeros. El embajador Bustillo es el único diplomático involucrado cuyo país no ha otorgado el levantamiento de la inmunidad diplomática para que sea investigado por la Corte Suprema argentina luego de que el Juez interviniente comprobó la participación del Embajador Bustillo como así también la intermediación de firmas fantasmas y adulteración de documentación entre los vehículos pertenecientes al embajador Bustillo».

Según la causa, el 3 de marzo de 2007 Bustillo, habría solicitado dos franquicias «para importar sin impuestos» dos automóviles valuados en 98 mil dólares cada uno, «en clara contravención a la Circular Diplomática 6/2000, cuyo trámite concluyó en las Franquicias Nº 154 y 155/2007», precisa el comunicado. «Tres años antes -agrega- habían ingresado al país dos franquicias de vehículos BMW M3 y BMW X5. Cuatro autos cuyos diseños distan bastante de los utilizados por el cuerpo diplomático».

 

Como pueden apreciar, El Bocón no miente, ni inventa; todo está documentado y respaldado de nuestra información respecto al pasado del Ministro Francisco Bustillo.

Cuando Sanguinetti defiende al Canciller diciendo que su causa fue archivada, olvida decir, que fue archivada porque Uruguay no permitió que fuera a declarar en carácter de imputado.

No es que fue archivado el expediente porque Bustillo fue a la justicia argentina y no hubo mérito para su procesamiento, como quiere hacer ver el ex presidente Sanguinetti.

En cuanto a Mujica, que lo recibió en su chacra a Bustillo, hace unas pocas horas, sus declaraciones fueron lamentables desde todo punto de vista, aprovechando para criticar a Ernesto Talvi.

Recordemos que fue el propio Mujica que lo salvó a Bustillo de tener serias complicaciones con la justicia argentina, al no acceder a quitar la inmunidad diplomática al embajador.

Sin duda que en este encuentro en la chacra, Bustillo habrá vuelto a agradecerle a Mujica ese gesto tan importante, ya que seguramente si hubiera accedido a levantarle la inmunidad diplomática, seguro hoy no era Canciller, ni siquiera diplomático.

Artículo anteriorTALVI VA AL SENADO A PARTIR DE LOS PRIMEROS DÍAS DE AGOSTO
Artículo siguienteMALESTAR CON NUEVO COMANDO DE POLICÍA