En nuestras giras interminables periodísticas en busca de la noticia en forma permanente, recorriendo las rutas de nuestro país y visitando distintos departamentos, llegamos a la ciudad de Tacuarembó.

Nos reencontramos con viejos amigos que recordamos otros momentos en los que disfrutamos de distintos acontecimientos y eso en estos tiempos de poca comunicación significan un verdadero aliciente.

Visitamos la Intendencia Departamental de Tacuarembó y tuvimos una charla distendida con el Intendente Wilson Ezquerra.

A Wilson lo conocemos desde hace muchísimos años y mantenemos una excelente relación. Él nos comentaba cómo había encontrado la Intendencia y especialmente cómo había impactado la emergencia sanitaria en este Departamento.

Wilson nos decía que en Tacuarembó históricamente hay cientos de miles de habitantes que viven de la mercadería que compran en la frontera de Rivera-Livramento y traen a Tacuarembó para su venta masiva.

Al no poder viajar tantas personas mejoraron las ventas locales, ya que miles de personas que no consumían los productos comprados en Tacuarembó y además otros miles más que adquirían estas mercaderías traídas de la frontera, han hecho que el mercado interno, aunque parezca una contradicción, han mejorado y se han visto favorecidos por la situación del Coronavirus en la región.

También estuvimos conversando con integrantes del centro comercial de Tacuarembó, que nos explicaban claramente que en este Departamento no se encontraban en la situación de verdadera catástrofe que ocurre en Rivera y en otros Departamentos cercanos y que Tacuarembó había podido superar la escasez de dinero y especialmente la falta de trabajo que hay en otros Departamentos.

Es importante destacar que vimos cierto movimiento en los comercios del centro de Tacuarembó que no habíamos podido apreciar en otras ciudades que recorrimos, por lo que nos fuimos con la idea de que Tacuarembó es uno de los Departamentos que menos ha sentido el impacto económico de todo el Uruguay.

Artículo anteriorLA ENFERMEDAD ASESINA…
Artículo siguienteRIVERA SUFRE LA PEOR CRISIS DE SU HISTORIA