De Manolo Flores Silva.-

 

No tengo noticia de ningún gobierno de Occidente tan corrupto como el de los Kirchner. Además particularmente enemigo del Uruguay.

Ese conocido tontuelo llamado Gonzalo Civila, siendo diputado ya, cruzó el río para ir a trabajar por los Kirchner en ocasión de la cita electoral que perdiera la jefa de esa asociación para delinquir. Admirador que es de los corruptos gobiernos de Venezuela y Cuba, busca ladrones para apoyar.

Sustentado en esa pavorosa calamidad ética, este diputado, falto de envergadura, creyó del caso mancillar el nombre de gente decente en una interpelación ridícula y olvidable a la Ministra de Economía.

El actual Director de la OPP, siendo gobierno el FA, presentó un trámite de rutina que debía por ley no durar más de dos meses (y duró año y medio casi), exonerando por 8.000 dólares una inversión que hacía como particular. Todo tan ajustado a derecho que nadie lo ha discutido.

El Sr. Alfie no sabía cuándo presentó el trámite que iba a constituirse una coalición, que la misma iba a derrotar al FA, que él, pese a sus resistencias, iba a ser Director de la OPP.

El tal Civila creyó ver la oportunidad de expresar su condición, según la cual todos sus enemigos políticos son inmorales y él, justamente él, es un varón de la moral. Por favor.

Así como no le importó la inmoralidad Kirchner, no le preocuparon los ilegales 6.000 millones de petróleo que la Ancap de Sendic compró a Petroecuador para un particular, sin que la empresa estatal obtuviera prácticamente beneficios.

Sí le preocupan los legales US$ 8.000 dólares que exonera Alfie. Exoneración a la que, por otra parte, renunció.

Dicho sea de paso, Isaac Alfie pierde por mes bastante más de US$ 8.000 dólares por servir al Estado, debiendo dejar de lado su exitosa actividad privada.

No le preocuparon al diputado Civila los 900 millones de déficit de Ancap, los 300 de Pluna, los 200 de la regasificadora etc. etc. y toda la inabarcable lista de ilícitos millonarios de los gobiernos del FA. Con eso se podría haber pagado la renta básica que nunca propusieron cuando eran gobierno y hoy reclaman.

No le preocuparon al Diputado Civila las exoneraciones tributarias “compañeras” como la que el Ministro Astori le firmó a su hijo, por cifras bastante más altas que US$ 8.000 dólares.

No le preocuparon al Diputado Civila los negocios con Venezuela donde numerosos y calificados gobernantes frentistas se llevaron dólares a roletes.

En fin. Nunca como hasta ahora se ha visto tan débil, sin grandeza ni argumentos al FA, hoy claro y obsesivo ponedor del palo en la rueda. Chiquitos. Civila ha venido por todo lo bajo a simbolizar esa pequeñez, Civila “el pequeño”. Curioso portador de una supremacía ética infundada, equívoca, ridícula y absurda.

Amparado por un coro de periodistas “militantes” que están enquistados en los canales privados y que todos conocemos.

Todos lanzando al país a la más profunda de las grietas.

Artículo anteriorLA MUERTE CIVIL DEL CLEARING DE INFORMES
Artículo siguienteNUEVO SISTEMA EDUCATIVO EN JAPÓN ROMPE CON TODOS LOS ESQUEMAS