Si usted va a pedir dinero al BROU (Banco República) para cualquier proyecto de inversión, o de producción (¿se acuerdan del Uruguay productivo?) y seguramente, le van a pedir tantos requisitos, que se irá huyendo raudamente a cualquier otra parte. Es que en los bancos para que se le apruebe un préstamo hay que demostrar que ese dinero que uno va a solicitar, realmente uno no lo necesita. Entonces ahí sí le prestan el dinero. Bueno a no ser que sea un productor agropecuario, ahí las cosas y las reglas cambian y mucho. ¿Verdad muchachos del agro?

Estos señores se han llevado paladas de dinero y muchas veces no han pagado ni los intereses, luego hacen lujosas marchas por el Palacio Legislativo en pintorescas 4×4. Pero esta es otra historia, ya que el BROU decidió mediante la Licitación Pública Nº 2008/51/04862, realizar la construcción de las obras en fachadas del “Edificio Empresas”. Para esta magna obra, el BROU decidió ampliar la contratación con la empresa Campiglia –Electroluz y en estos menesteres, se gastó la suma de $ 604.418 pesos, lea bien y póngase lentes por favor, en aportes sociales.   

Esta gente del BROU solicitó una ampliación del rubro para la obra y solo en aportes sociales gastó más de US$ 30 mil dólares. Luego nos quejamos del interés que nos cobra cuando hacemos la famosa “opereta” para sacar unos mangos a fin de año.

Artículo anterior¿ESTABAN MAMADOS LOS DIRECTORES DEL BROU?
Artículo siguiente“¿PEQUEÑOS PROBLEMITAS BUROCRÁTICOS? ESTÁN RETENIDOS POR CONTRABANDO”